una mas de Karla la esposa de mi jefe

Tema en 'Relatos Eróticos' iniciado por Agnostico, 30 de Septiembre de 2014.

  1. Agnostico

    Agnostico Bananero contento

    Registrado:
    28 de Septiembre de 2014
    Mensajes:
    5
    Me Gusta recibidos:
    10
    Habían pasado ya mas de 6 meses desde que Karla y yo comenzamos nuestra aventura, pasamos de tener sexo ocasional a vernos casi todos los días incluyendo fines de semana, siempre con algún pretexto, habíamos recorrido casi todos los moteles, hoteles y hasta estacionamientos del poniente de la ciudad...

    Además de ser compatibles en el sexo Karla y yo teníamos mas cosas en común a ambos nos gusta el teatro, los museos, los deportes y en especial ambos amamos el Béisbol somos fanáticos de los diablos rojos de México, cosas que no compartía con Daniel.

    Cierto día platicando con Daniel me dijo que el jueves seria la despedida de soltero de uno de sus amigos, el ultimo en casarse y que la cita era en un tabledance de la ciudad pero no podía decirle eso a Karla entonces quería que yo fuera su tapadera, ambos acordaríamos que los dos iríamos a la despedida y que al final nos quedaríamos a dormir en mi departamento debido a que la reunión seria cerca de donde yo vivía, por supuesto Karla estaba al tanto de la situación, fue entonces cuando empezamos a planear todo para pasar una noche juntos en su casa! Yo por mi parte le dije a Daniel que ese día quede de verme con una amiguita y que no llegaría a mi departamento pero le entregue las llaves y le dije que solo me avisara cuando ya estuviera ahí para no quedarme con el pendiente.

    Llegado el jueves Karla y yo nos vimos desde la tarde ella dejo a sus dos hijos en casa de su mama y nosotros nos fuimos al estadio a un encuentro entre los diablos y los pericos era nuestro día como pareja, como si fuésemos enamorados, tomados de la mano besándonos en publico, sin importar nada ni nadie en este mundo, al finalizar el partido fuimos a una vinatería, compramos un par de vinos y luego a un sexshop a comprar algunas cositas que podrían ser de utilidad esa noche...

    Llegamos a su casa, era toda nuestra, solo nosotros no existía el mundo en ese momento, pusimos algo de musica destapamos las primeras botellas y comenzamos nuestra velada, al cabo de unos minutos ella subió a la habitación y se puso un sexy babydoll color negro, transparente en la parte de arriba que transparentaba sus pechos y dejaba ver esos pequeños y delicados pezones, en la parte de abajo una tanguita del mismo color sujetada por el frente con un pequeño broche en forma de flor, unas zapatillas de tacón afilado y el cabello recogido justo como me encantaba verla, era toda una diosa se veía de maravilla.

    Comenzamos a bailar una pieza tranquila, yo tomándola por la cintura y ella con los brazos entrelazados a mi cuello, Rosando nuestras mejillas, y nuestros labios, los besos fueron subiendo de tono cada vez mas cachondos cada vez mas ricos, hasta que ambos alcanzamos la temperatura correcta, la despoje del babydoll y solo se quedo con su pequeña tanga y sus tacones, ella me desvistió desabotonando mi camisa y besando poco a poco mi pecho, luego desabrochándome el pantalón hasta dejarme solo en bóxer, lo siguiente que hize fue darle la vuelta y tomar cada delicioso ceno con una mano y besándole el cuello, la lleve hasta el comedor donde la despoje de la tanga y la penetre lentamente no sin antes prepararla con un aceite de almendras por toda su vulva, llevábamos el ritmo al compás de la musica, lento y relajado, mientras yo le daba pequeños mordiscos en la espalda le acariciaba las nalgas y la espalda, seguido por un apretón de tetas todo al mismo ritmo y con la misma secuencia, ella en ocaciones solo giraba la cabeza para mirarme con los ojos entre cerrados y hacerme un gesto de aprobación que así era como a ella le gustaba, al finalizar la musica, nuestro ritmo fue subiendo, comenze a embestirla mas y mas fuerte, sus gemidos pasaron a ser gritos, no le importaba en ese momento si los vecinos escuchaban, lo importante era disfrutar el momento, no se cuanto tiempo halla transcurrido pero para mi fue una eternidad, estaba a punto de venirme debido a la sensualidad del momento, pero no quería dejarla a ella sin terminar sin llegar a su momento glorioso, entonces la gire y la senté sobre la mesa, y comenze a lamerle esa deliciosa vagina, quería comérmela completa meterme dentro de ella, ella gritaba como loca mientras me arañaba la espalda y me apretaba con sus uñas cada vez mas fuerte, cuando supe que ella estaba a punto de finalizar rápidamente me levante y le volví a introducir la verga ahora embistiendo con mas fuerza, justo hacia arriba para rosar con mas fuerza el clítoris, llegado el momento de su orgasmo decidí no parar y seguí con las envestidas, ella cada vez gritando mas fuerte y pidiéndome que parara pues su cuerpo no podía mas, estaba por tener otro orgasmo dos seguidos justo uno detrás de otro, por supuesto que no pare, yo lo único que quería en ese momento es que ella me viera como su macho dominante su hombre que la hacia tocar las estrellas bajar a la tierra y volverla a subir para tocarlas de nuevo, cuando estuve a punto de venirme la abraze tan fuerte que pareciamos ser uno mismo en ese momento, la llene de leche, deje hasta la ultima gota en ese momento dentro de ella, ella se desplomó entre mis brazos suspiro y dijo "eres fenomenal" seguido de un "te amo, me vuelves loca"... Esas palabras retumbaron en mi mente.... Me ama!? No quise perder ese momento entonces solo nos quedamos abrazados por un rato, al momento de separarnos me dio un tierno beso en los labios y me dijo que fuéramos a la habitación, me fascinaba esa idea, tener sexo en el cuarto donde ella compartía todas las noches con Daniel, en su cama, en ese mismo lugar donde tal vez Daniel y Karla habían pasado momentos como los que ella y yo habíamos pasado últimamente.... Al subir a la habitación y recostarnos en la cama, le pregunte a Karla, me amas!? Hace unos minutos me dijiste te amo!? Ella solo accedió con la cabeza y dibujo una sonrisa en su rostro, como es que me amas? Que pasa con daniel? No puedes amar a dos personas al mismo tiempo, fue entonces cuando me dijo, ya no amo a Daniel lo quiero porque llevamos mucho tiempo juntos, pero para el es mas importante el trabajo que yo, de se hace varios meses el.me tiene descuidada hace casi mas de 5 meses que no tenemos relaciones porque siempre esta cansado o trabajando, y contigo he vivido algo que nunca había sentido me haces sentir mujer como nadie me ha hecho sentir....

    No espere mas y la tome de nuevo acercándola hacia mi, comenze a lamer esas deliciosas tetas tan suaves con el contraste de sus pezones tan duritos, me llevó al menos 15 minutos dejar de lamer esas tetas, eran realmente afrodisiacas, comenze a masturbarla con dos dedos mientras seguí lamiendo ese par de tetas bajados del cielo, ella solo se retorcía mientras jugaba con mi cabello, me pose sobre ella y comenze a cogerla tan fuerte y tan lento como podía, no se cuantas veces la había hecho mía anteriormente pero cada vez era como si fuera la primera vez, Karla tenia una forma de amar en la cama como no he encontrado en otra mujer, cogimos y cogimos por un largo rato, yo recorria con mi lengua todo su cuello y sus tetas mientras no dejaba de introducirle y sacarla la verga, estaba tan húmeda que la penetracion era como deslizar un pedazo de mantequilla sobre un sartén, ambos disfrutábamos cada momento que la vida nos daba de placer, coloque sus piernas sobre mis hombros y flexione sus rodillas tenia su cola y su conchita a la misma altura entonces fui penetrándola en ambos lados alternadamente en un vaivén de fluidos y gemidos, era verdaderamente una escena de sexo, amor y prohibición....

    No se cuantas veces habremos cogido esa noche, yo estaba casi seco por dentro, pero no podía dejar de disfrutar ese delicioso cuerpo que tenía en frente, por momentos nos quedábamos dormidos acorrucados y ya sea que ella comenzaba de nuevo con el juego sexual o yo comenzaba a calentarla pero siempre terminábamos por echarnos un palito mas, justo como a las 6am Daniel me envió un mensaje, había llegado a mi casa, yo me había olvidado de el, pero ese mensaje sirvió para despertarme y echarme un palito mañanero mas con Karla, estuvimos así prácticamente hasta las 10am cuando nos metimos a bañar juntos, otro motivo para coger en la regadera, mientras el agua caliente corría por nuestro cuerpo y sus tetas rosaban con mi pecho, sin duda ambos habíamos pasado una noche fantástica, el cuarto olía a sexo, aceite de almendras, incienso de jazmín y por supuesto a prohibido, después de reacomodar el cuarto y cambiar las sabanas y recoger todo lo de nuestra velada nocturna, salimos a desayunar a un restaurante en el centro de la ciudad, como una pareja de novios que esta de luna de miel, tomados de la mano y abrazandonos y besandonos a cada momento....

    Como a las 2 pm Daniel me envió un mensaje para decirme que nos veíamos en una hr en la empresa, me contó su noche, lo bien que la paso en el table con sus amigos, para después preguntarme "y que tal tu noche? Como la pasaste con tu amiguita?" a lo que solo pude contestar con una sonrisa en los labios "fenomenal, no sabes lo increíble que es esa mujer"....

    Espero les guste y escriban comentarios!
     
    #1
    A quimbaloca le gusta esto.
  2. soncolombia

    soncolombia Bananero nuevo

    Registrado:
    5 de Junio de 2009
    Mensajes:
    23
    Me Gusta recibidos:
    1
    Muy buen relato, que suerte la tuya
     
    #2

Compartir esta página